Una entrevista poco ortodoxa (?)

Ir abajo

Una entrevista poco ortodoxa (?)

Mensaje  Lovino Vargas el Dom Jun 19, 2011 8:22 pm


1.- ¡Bienvenido seas al circo! – risas alegres e infantiles. Desde su lado del escritorio agita sus brazos alegremente - ¡Yo soy Nimmersatt Beelzebub, pero todos me llaman la Glotona Insaciable! – No se nota gracias a su máscara, pero una demencial sonrisa se ha posado en sus labios – ¿Cómo te llamas y por qué viniste a trabajar al circo?

Entró mirando todo a su alrededor. Vio al frente suyo a una chica que, en apariencia, era menor que él. "¿Es un chiste? ¿Ella es la jefa en esto?" se dijo en su fuero interno sumado a un leve arqueo de su ceja. Al escuchar la pregunta de la peliazul, se sentó en una silla que se hallaba cerca del italiano. - Ciao. Mi nombre es Lovino y he venido a éste circo para ganar algo de dinero simplemente. - Dijo a secas. No quería dar mayor detalle sobre su situación, y es que él consideró, que no le incumbía en lo absoluto a ella.

2.- Ahhh~ Interesante… - comentó mirando al techo, gesto que, obviamente, dejaba notar que no le interesaba en lo absoluto lo que le acabas de contar. Te mira con expresión aburrida, haciendo un puchero bajo la gruesa tela de su mascarilla – Y bueno… ya que estás aquí por eso… ¿Cuánto pesas? – inquiere con mayor interés y levantándose de su silla – Pobre de que reacciones mal.

Sus ojos se abrieron de la sorpresa. "¿Y QUÉ LE INTERESA MI PESO?" exclamó para sí. Entrecerró sus ojos y prosiguió a responder. - ¿A pito de qué la pregunta? - Ahá, sacó al aire su opinión. - En fin, 63 Kg. - Dijo de mala mientras se cruzaba los brazos y dejaba salir un suspiro.

3.- …No es tanto… pero tampoco es poco – mira de un lado a otro. Las pesadas cadenas que trae encima suenan con cada paso que da, acercándose hacia ti. Se queda parada a tu lado y te mira despectivamente ¿Cómo reaccionas? –

Entrecerró sus ojos e hizo una mueca con el labio, como si con ello quisiera decir "¿Qué diablos te ocurre a tí?", pero no podía darse el lujo de tratar así a quién sería, quizás, su jefa; necesitaba el empleo a como de lugar. La chica, quien se hacía llamar "Nimmersatt", empezó a acercarse al castaño. No pudo evitarlo y comentó - ¿Qué? ¿Tengo algo en la cara que me ves así? - Tenía que admitirlo, era bonita, pero nada resaltaba más en ella que su extraña personalidad.

4.- Hmmm… Anonee~ Si te doy a elegir entre una cortaplumas, una muñeca sin cabeza, un alambre de púas o un patito de hule ¿Qué elegirías? – alza una mano y pokea tu sien. Su mano es más gélida que el hielo y te causa mala espina –

¿Significaban algo en especial esas preguntas? ¿Qué tienen que ver todo esos objetos? ¡En especial el patito de hule! Empezó a analizar qué cosa elegir, hasta que la fría mano tocó al italiano de forma intermitente. - ¡Hey! ¡Ya! ¡Detente! - Exclamaba con cada pokeo de la chica. Tenía que pensar rápido si quería librarse de la mano ajena, pensando en que si le respondía la quitaría, claro. - Pues... Creo que el cortaplumas... ¿Quitarías tu mano de una vez? - Pidió de mala gana.

5.- - Mientras respondes toma tu mano y alza tu brazo, comenzando a pokearlo. Tienes ganas de inquirir el porqué lo hace… ¡Adelante! ¡Hazlo! –

Su brazo es alzado en contra de su voluntad, claro, ahora había empezado a fastidiarle dicha extremidad. Aquello hizo pensar a Lovino que estaba conversando con una pared, y que ella trataba con un pedazo de carne o algo. - ¿Qué diablos haces? - Preguntó de una vez, ya un poco harto de que lo ignoraran.

6.- ¿Eh~? – parpadea un tanto y vuelve su atención hasta ti – Veía qué tal estabas de contextura. Sería horrible que fueras puros huesos. – Carraspea un poco y vuelve a su tono risueño – Bueno~ siguiente pregunta ¿Soledad o multitud?

¿Y de algo afecta que lo fuese acaso? - Acató al instante. Sintió que era tratado como un animal que iba a ser sacrificado para ser la cena o algo. Se lo imaginó y le dio escalofríos. "Deja de pensar idioteces. Esto es un circo, no un matadero" se dijo. - ¿Eh? - Atendió a la chica que le había hecho otra pregunta de nuevo. - Pues depende. Tanto la soledad como la multitud es buena, pero ninguna en exceso. - Dejó, de alguna manera, inconclusa la interrogante. No supo como responderla.

7.- Ahhh… Que desperdicio – se encoge de hombros ante tu respuesta – Pensaba que eras diferente… ¿qué se le va a hacer? – rueda los ojos y se sienta sobre su escritorio, tirando la bola de hierro al final de las cadenas que trae encima sobre el mismo. Te da curiosidad el porqué las trae encima ¿le preguntas o no? –

¡¿Quién te crees para cuestionar si soy diferente o no?! - Exclamó de manera impulsiva, pero enmudeció al instante, ya que eso podía afectar a la posibilidad de trabajo. Quería conseguir su objetivo y para ello debía controlarse un poco. Dejó de lado lo recién ocurrido y observó mejor a la chica. Cabello azul, ojos de un rojo intenso, una vestimenta bastante... Curiosa, y cadenas. ¿Por qué las traía? - ¿Puedo saber el por qué de esas cadenas?

8.- - Te observa con el ceño fruncido para decir - ¡No te interesa! – y se cruza de brazos infantilmente. Suelta un extenso suspiro y ladea un tanto la cabeza, mirándote fijamente de la cabeza a los pies - … … ¿Negro, azul, rojo, blanco o naranja? – suelta sin más. –

"Pero que niñata" se dijo ante la expresión de "La Glotona Insaciable", en fin, no le interesaba al fin y al cabo. Ésta misma empezó a verle de nuevo, paulatinamente comenzó a irritarle tan arrogante actitud; pero qué se le iba a hacer. ¿Y ahora colores? - Ehhm... ¿Negro? ¿Rojo? ¿Blanco? - Dijo indeciso. - Alguno de esos tres... ¿Tiene que ser sólo uno de los que dijiste? - Preguntó curioso.

9.- - Sus preguntas te tienen confundido, es tu turno de preguntar. ¿Aprovechas o no? –

Un gran silencio se creó entre la chica y él. Empezó a cuestionarse si fue conveniente venir hasta éste lugar o no. Movió su rostro negándose a sí mismo. ¿Iba a dar un paso atrás? ¡De ninguna forma! Si éste era el empleo que necesitaba para regresar a su ciudad natal, lo haría sin importar qué. Le nació una interrogante, "¿Cuánto es que pagarán?". - Disculpa... ¿Cuánto se supone es lo que ganaría? - Preguntó finalmente.

10.- - Ignora si le quieres preguntar algo. Mira sus uñas para luego decir – La última pregunta ¿alondra blanca, cuervo o algún otro animal?

"¡Pff! Grazie, menos mal que me escuchaste" se quejó. Y ahora un animal ¿Quién en su sano juicio haría una entrevista así? En fin, comenzó a pensar algún animal. Podría ser un ave, sí eso... ¿Pero cuál? - Quizás alguna ave... - Apoyó su codo en su pierna y luego su mentón en la palma de su mano, en un gesto de estar pensando. - Como... Una paloma blanca. - De repente se la imaginó, recordando una plaza en Roma que estaba llena de ellas, montones surcando el cielo. - Sí, eso... - Concluyó. Inconscientemente dejó escapar una pequeña sonrisa.

11.- - Ante tu respuesta se baja de un salto de su escritorio y te obliga con una fuerza sobre humana a que te pongas de pié, – Debes irte, ahora. – dice con frialdad. Su voz suena doble por alguna razón y más baja que en momentos previos. Comienza a empujarte fuera de la carpa - ¡Te llamaré! ¡Ahora vete!

Nota la agilidad de la chica con la que baja de la mesa y se acerca a él. Cuando ésta toma parte de la camisa que llevaba puesta pensó: "¿Qué pretende? Es sólo una niñat---". Ni siquiera su fuero interno pudo concluir la respuesta. Nimmersatt había obligado a Lovino a levantarse de su lugar. Aquella voz que alguna vez se oyó "agradable", de repente hizo que el chico le diera un escalofrío por toda su espalda. - Como quie-- - Nuevamente no pudo terminar la oración y ya lo estaban echando a empujones de la carpa. - ¡Hey! ¡Ya! ¡Puedo caminar solo! ¡Entendí que debo irme! - Exclamó ya algo irritado. Era el colmo. Podría ser la jefa del circo, pero no para tratar a alguien así como así.

12.- ¡¡Oyeee!! ¡¡Esperaaa!! - te llama desde la entrada de la carpa y te sigue, extendiendo su mano hacia ti. Te mira con el ceño fruncido - ¡Cabeza de pollo! ¡Olvidaste entregar tu curriculum! ¡Dámelo ahora!

¿Y ahora me llamas? ¿Quién te entiende? - Dijo sin voltearse a la chica que ya lo tenía harto. Escuchó mencionar acerca del currículum y sí, nunca lo había entregado. - Y tú nunca lo pediste - Le recordó. En fin, no iba a discutir por algo tan pequeño. Lo sacó de su bolso y dio media vuelta para entregárselo.- Aquí tienes. ¿Feliz?

[ http://darkworldcircus.forosactivos.net/t30-curriculum-de-lovino-vargas#58 ]

avatar
Lovino Vargas

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 16/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una entrevista poco ortodoxa (?)

Mensaje  Nimmersatt Beelzebub el Miér Jun 22, 2011 1:55 pm

- Guarda el curriculum entre los pliegues de la ropa y le toma de las manos. A pasos lentos le insta a volver a la carpa del circo. Mientras van avanzando, comienza a decir - Chico atrevido de boca sucia~ Eres divertido y tus experiencias pasadas destacables como para escribir una historia. Un tanto simplón, pero útil~ - entran nuevamente a las oficinas administrativas y obliga al chico a sentarse en el sofá que previamente él había utilizado. Se paró frente al joven y, bajando su máscara para sonreír más, continuó hablando - Sabes que entrar a nuestro circo tiene un pequeño precio, ¿verdad? Espero que no te moleste que tome el pago inmediatamente, hehe~ - la misma bola que hacía de contrapeso en sus cadenas fue retirada de su sitio y abierta a la mitad dejando ver en el interior otra esfera, de tamaño más compacto, más pulida, más brillante. En un extremo esta tenía un contador - ... Es una simple intervención... Mas muy dolorosa. - Sin aclarar más alzó su mano y, con toda su fuerza, atravezó el pecho del castaño arrancando con su mano su corazón. Inmediatamente después introdujo en el espacio vacío la famosa "bomba de vida" que se ramificó en su sitio, devolviéndole la vida recién arrebatada al chico en cuestión.

El corazón real aún palpitaba en su mano. Sin perder más tiempo lo deboró por completo. Casi ni limpió sus labios luego de aquella acción, mas sí se dedico a relamer sus dedos despacio. Alrededor de su carita y parte de sus ropas quedaron manchadas del brillante líquido carmesí, haciendole adquirir un aire más demoníaco que el que cargaba encima... aún así, extrañamente, su expresión era la de una niña inocente que lame de sus manos el chocolate derretido. Aclaró su garganta un instante, volviendo a sonreír, para decir - Ya está~ ¡Bienvenido a nuestro circo! Desde hoy serás conocido como ... Espera...~ Tu no sirves para los actos... - entrecerró sus ojos y, aún con esa afable sonrisa, ladeó su cabeza para seguir - ... Tu serás parte de los comerciantes pues, al parecer, no sirves para dar diversión... más te vale hacer bien tu trabajo~. Llamaré a alguien para que te cosan de nuevo el pecho.

Y recuerda sonreir eternamente para mí ¿está bien?


((El color será entregado inmediatamente))

_________________
avatar
Nimmersatt Beelzebub
Admin

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 20/05/2011

Ver perfil de usuario http://darkworldcircus.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.