Curriculum de Bianca Rammsteiner

Ir abajo

Curriculum de Bianca Rammsteiner

Mensaje  Bianca Rammsteiner el Vie Jun 24, 2011 10:08 pm




Nombre: Bianca Rammsteiner

Edad: 19 años.

Nacionalidad: ¡Todas las del mundo~! –No está inscrita en ningún registro civil, aunque es de familia Alemana.-

Antigua Profesión: Titiritera y Enfermera.

Orientación Sexual: Heterosexual.




Perfil físico:


Descripción general:

De contextura normal, no es raquítica pero tampoco es que le sobren las cazuelas. De curvas normales, no tiene mucho de nada realmente, todo es proporcional. Siempre anda trayendo una pequeña sonrisa en los labios; aunque ella en vez de mostrar felicidad o algún sentimiento puro de alegría refleja una picardía enfermiza. El cabello lo lleva muy largo y de color negro azabache, siempre tapándose el ojo izquierdo con el flequillo. Allí tiene un ojo color turquesa que obviamente, no era originalmente suyo. El otro es castaño rojizo.


En cuanto a vestirse, le gusta la ropa costosa y algo aristócrata, aunque no le de mucha importancia a las vestimentas. Eso si, no le gustan los pantalones y prefiere los vestidos, o los kimonos, negro, blanco, rojo o verde. Lo único imprescindible en ella son su par de coletas atadas en lo alto de su cabeza. Y una serie de cascabeles sin sonido a modo de piercings en sus orejas.

Como otro dato, las uñas las lleva usualmente pintadas de negro, con dificultad se le ven de otro color.
Y casi siempre trae un juguete con ella. ¿Traumas en la infancia? Como se les ocurre~

Peso (aproximado): 54 kilogramos

Estatura (aproximado): 1,64 metros.

Color de piel: Blanco pálido, extrañamente sin ninguna imperfección en él en cuanto a lunares y pecas.

Extras: Tiene tres tatuajes en el dorso del cuerpo. Siendo una “W” bajo el busto una “X· en el costado derecho del abdomen y una “Y” al costado izquierdo del ombligo.

Imagen:
~ Como Civil
Spoiler:


~ Traje Circense
Spoiler:


(Miku Hatsune -Aclaro que todas las imagenes de miku que usaré tienen el cabello negro.)



Perfil psicológico:


Descripción general:

Parece toda una señorita; bueno "parece". A grandes rasgos, podrias compararla con un gato curioso. Siempre atenta pero con cierta aura alrededor que le hace parecer siempre tranquila y segura de si misma. De correctos modales y cordialidad. Pero pícara como ella sola, es muy juguetona y le encantan las bromas de pésimo gusto, chispeante de euforia mas que otra cosa y muy extrovertida a la hora de acercarse a desconocidos. No le teme a casi nada.

Siempre anda de buen ánimo, e ignora olimpicamente aquello que no le importa. A tal modo que obvia completamente que existe aunque viva con ella o lo tenga a dos centimetros de distancia (?).

Es una amante del bello arte. Aunque su concepto de "belleza" sea lo más retorcido que tiene y lo que te empieza a dar un indicio de su mentalidad no muy sana. Para ella el cuerpo humano es tan perfecto que en su perfección resulta imperfecto si no tiene alguna imperfección gráfica en él -si, trabalenguas(?)- sino, simplemente es "aburrido" o "asqueroso". En otras palabras, para los que tenemos un criterio mas amplio: Mientras mas uniforme y normal, más deforme para ella es.

Con algo dificultad, te daras cuenta que es inteligente y elocuente. Y aunque no se le note mucho, le pone mucha dedicación a lo que hace. Amable y hasta rozar lo dulce con la gente que le agrada. Pero muy egoista, odia compartir sobretodo afectos. Es una chica de muchas cábalas y bastante supersticiosa; a pesar de que no cree en la mala suerte y no está segura si en Dios.

En ciertas ocasiones, y cuando se le suben los humos a la cabeza es muy violenta y cruel. Sin dejar a un lado la cordialidad, pues las expresiones enfermizas para ella son la mejor panorámica jamás vista.
Aunque no lo sea a simple vista, es muy exigente. Lo que hace, le gusta hacerlo bien, sea como sea. No tolera los fallos de ningún tipo. Muy perfeccionista.


Gustos:

-Los gritos <3
-La leche y los lácteos.
-Las cosas supuestamente inexplicables. Mientras mas bizarro mejor.
-Las muñecas y los juguetes. Los peluches.
-Los títeres.
-El rojo, en especial cuando fluye tan cálidamente...
-Es una artista. Es enamoradiza y romántica.
-Los objetos filosos.
-Los juegos y los cuentos de hadas.
-Las noches y el aire libre. Las estrellas.


Disgustos:
-Dios, destino, azar, suerte. Todo aquello que maneje los hilos de su vida y no sea ella misma
-Que digan que sus muñecas son feas (?).
-Los vegetales.
-La gente demasiado callada.
-Las grandes multitudes.
-Los doctores y todo lo que los incluya dentro. Odia los centros hospitalarios.
-El silencio, que le interrumpan.
-Los perros.


Fortalezas:
-No es impulsiva, sabe cuando callar. Piensa las cosas y eso le salva de muchos enredos.
-Sus buenos modales y habilidad manual. Crea cosas con muy poco material.
-El conocimiento médico que tiene. Se conoce el cuerpo humano de pies a cabeza.
-Es muy resistente a los golpes. Dificilmente se quiebra un hueso.

Debilidades:
-Es incapaz de ver algo como un acto grave.
-Su bipolaridad. Pasa de reirse a llorar a mares, o a ambas al mismo tiempo (?).
-Le gustan las cosas recíprocas. Si no son así, se desquicia demasiado rápido.
-No sabe si es debilidad o virtud. Pero es muy fiel a lo que cree.
-Los niños. Es incapaz de hacerles daño si los ve inocentes.

Temores:
-Perder a su hermano. O alguien que le tomó cariño
-El frío.
-Que sus muñecas no hablen más con ella (?).
-¡¡¡LOS DOCTORES!!! Huye cada vez que ve uno o se le tira encima con una motosierra. Una de dos.




Historia:
Spoiler:
Lo diremos rápido...porque se dice que las tragedias, tragedias traen. Así que no hay que tentar a la suerte ¿eh?.

Bianca nació en un día cuya fecha quedó en la recóndita memoria de una madre que actualmente no tiene. Desconoce si fue en la pulcra camilla de un Hospital o en algún callejón mugroso. También desconoce si fue bendición o castigo que su vida se engendrara en el interior de aquella mujer.
Su madre era una sirvienta. Una. Si, una de tantas que trabajaba en la acomodada hacienda del Dr. Mason; Pasados sus 30 años, alto, gallardo. La casona de amplios parajes, múltiples habitaciones, el sueño de todo el poblado era si quiera visualizar los jardines que cubrian hectáreas verdes y aparentemente interminables. Alejadas de todo barullo o indicio de vida humana además de la servidumbre y la familia principal.

Una casa demasiado grande para poder si quiera compartir con los que habitaban a diario en ella. Y cuyos gritos y voces se perdian de un pasillo a otro.
¿Padre? Eso era sencillo. Un secreto a voces. Todas las sirvientas, con exepción de unas cuantas demasiado viejas y arpías cómplices del desvergonzado auto-proclamado magnate; estaban embarazadas.
Obviamente, no simultáneamente. Pero no importándole si era una virgen o una mujer desposada, el embarazo era pan de cada día. Pero el aborto era el aire que se respiraba.

Su esposa había resultado de cuerpo muy débil. Los embarazos no duraban más de unos 4 meses en la ya demasiado desgastada para la joven edad que tenía mujer. Y al ver el doctor un escape gratuito a su líbido, pues echaba mano a las sirvientas que no podían negarse. Usadas como objetos, no le importaba a aquel médico arrancarles a sus hijos de los vientres con métodos muy poco ortodoxos para un profesional.

Pero quiso la suerte entonces, que casualmente, y muy casualmente; su madre no se hubiera enterado de que ella crecía secretamente en sus entrañas, hasta el día de su nacimiento.
Intentó dejar a la niña en un orfanato, y así hubiera resultado de no ser porque las viejas cómplices dieron con la bebé y se la quitaron de los brazos, teniendo que ser criada en sus tiernos años de vida por un túmulo de ancianas detestables.

Desde pequeña la encerraban en un ático. Con las visitas fugaces de su madre para entregarle un poco de comida, permanecía amarrada de los pies a un estante demasiado pesado para sus pies, pero que le aplastó numerosas veces al tratar de escapar. Habían muchos maniquís y libros allí, tantos que comenzaron de a poco a ser su añorada compañía. En su mente jugaba con sus amigas de porcelana, corría por campos que solo veía por la rendija del techo y tenia una felicidad que no sabía bien lo que significaba.
A sus oidos llego un dia el llanto de un bebé, y luego rumores. Algo de "primogénito".

-Kitty-chan ¿Sabe que es primogénito?- Solía decirle a sus muñecas, que le contestaban con dulces silencios que le contentaban más que cualquier voz.

Si, las muñecas no le mentían. Por eso le gustaban más que la gente.

Pasaron 3 años. Y ella ya no estaba encerrada en el ático. Entro como una de las "futuras sirvientas" siendo férreamente educada. Aunque extrañaba sus muñecas, seguía yendo a hurtadillas a leer aquellos libros tan "fáciles" segun ella, que hablaban de sistemas, nervios, órganos y reacciones. Más mejor que peor, pues estaba con su madre.

El doctor nunca fue cuerdo, pero de un momento a otro; lo fue menos. De pronto, la casa comenzó a vaciarse. Tan rápido que para antes que se diera cuenta ni las viejas, ni los jardineros, ni nadie además de ella, su madre y un cocinero seguían en la ahora lúgubre mansión. Además de el señor, su esposa y el hijo; Louise. Un cuento de terror del que no quería percatarse.

¿Los murmullos eran ciertos? Los gritos provenientes de los subterráneos no hacian mas que confirmarle.
Los gritos de la habitación de la Señora de la casa no hacían más que confirmarle.
De un momento a otro, la locura que brotaba por las paredes le afectó.
Y los gritos no fueron tan horribles.
....Hasta que la voz que gritaba, era la de su madre.

Derribó la puerta del subterráneo, el olor a carne y a vapor de agua le picaron los ojos. Pero la escena le dio nàuseas...tanto que antes que le viera, ella salió corriendo.

...Era cierto.
Él se había convertido en un caníbal.

...Y si esto seguía así, no tardaría mucho en ser la siguiente.
La dificultad era....
Matar o ser matado.

Esa noche algo se quebró dentro de si. Un frío que le revolvía las tripas. Y que solo fue capaz de disipar al sentir el calor del rojo por sus dedos, y luego de haber oido un himno de las cuerdas vocales siendo rajadas de ese jodido infeliz.

...Con la ayuda de un pelinegro, de "Louise-sama".
¿Quien diría que su propio hermano paterno le ayudaría a acabar con la vida del malnacido de su progenitor?

La realidad supera la ficción~

-...Ah.- El chico suspiró, resignado aplastando un orbe celeste en el piso. Aún con sus ropajes impecables cubiertos de carmesí. Ambos encima del cadáver, mirandole cual aves de rapiña.

Se miraron un par de segundos, en un mutis que decía más que palabras. -Me asquea. Me asqueará aún más si quiera que sea parte de mi cuerpo.-

-Por la sangre del tigre, fluye la de la gazela. Por desgracia.- Era una sonrisa triste la que esbozó la joven, arrancando el ojo turquesa con un cálculo en nano. Tras un par de autocirugías, ese ojo, era su ojo.

-¿Ahora?- preguntó, ambos viéndose como culpables. El pueblo no tardaría en notar la ausencia del único doctor.

-.... Si esto fue como un juego, hay que seguir jugando.- Su voz era como la de una niña pequeña diciendo la verdad más elemental del mundo. Su hermano enarcó una ceja. -...He oido de un circo. Dicen que es el infierno en una carpa.- comentó, carente de expresión.

Bianca suspiró, miró por la ventana y dando unos pasos; tomó la muñeca en sus brazos como para preguntarle que pensaba sobre el tema. De forma lenta, comenzó a articular -Tra...- Miró a la lejania, más allá del jardín de la mansión. -Trataré de ser feliz...♥- la voz de la muñeca resonó en la habitación. Bianca se devolvió en sus pasos.

"¿Es acaso el infierno peor que esto?"
Y pensando en eso, arriesgarse era mucho más sencillo que seguir en esa vida monótona.


Otros datos:
-Canta muy bonito, pero casi nunca lo hace.
-Tiene muchas muletillas verbales, y casi siempre habla con ritmo o entrecortado. Tales como "Nyo~ron! Burupya! Ta~dá~ ☆ !"
-Según ella, ve "fantasmas". Y suele hablar mucho con sus muñecas; no es de extrañar si vez que derrepente una de ellas pestañee...
-Siempre lleva implementos médicos con ella.
-Extrañamente, y aunque -insiste- no sabe si cree; tiende a decir "¡Dios mío!" bastante seguido.
-Sus muñecas, son "reales". A eso voy, con que estan hechas con partes de cuerpos reales




Última edición por Bianca Rammsteiner el Vie Jun 24, 2011 11:14 pm, editado 1 vez
avatar
Bianca Rammsteiner

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 22/06/2011
Localización : Rondandote por allí~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curriculum de Bianca Rammsteiner

Mensaje  Anuket Luxus el Vie Jun 24, 2011 11:10 pm

Por más que intentaras hablarle, ella no hubiera respondido, pues estaba completamente concentrada leyendo y releyendo todos los papeles que le entregaste, sentada al borde de la mesa, con las piernas cruzadas y la falda del vestido considerablemente recogida.
Finalmente acaba la revisión y se levanta con suma femineidad, dejando las hojas sobre la susodicha mesa para luego mirarte fijamente a los ojos a través de su máscara, mientras susurra con encanto y placer -Me parece que eres una buena opción para nuestro circo, así que digamos que llegaste al siguiente nivel y puedes pasar a la entrevista. Espero que te vaya muy bien y nos veamos nuevamente~ -.
Te encamina hasta la puerta y deposita un suave beso en tu mejilla – Buena suerte~ - sonríe.
avatar
Anuket Luxus

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 21/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.