Entrevista de Bianca Rammsteiner

Ir abajo

Entrevista de Bianca Rammsteiner

Mensaje  Bianca Rammsteiner el Sáb Jun 25, 2011 12:29 am


1.- ¡Bienvenido seas al circo! – risas alegres e infantiles. Desde su lado del escritorio agita sus brazos alegremente - ¡Yo soy Nimmersatt Beelzebub, pero todos me llaman la Glotona Insaciable! – No se nota gracias a su máscara, pero una demencial sonrisa se ha posado en sus labios – ¿Cómo te llamas y por qué viniste a trabajar al circo?

Ladeó un poco su cabeza, dejando caer parte de los cabellos azabaches sobre la silla, una muñeca con ropas típicas japonesas sentada en su regazo. Bianca estaba mirando con auténtica curiosidad a la chica delante de sí. El conocido aroma metálico, pero sutil de la sangre parecia estar impregnado en el lugar entero; una lógica realmente poco cuerda. Y eso tenia sus ánimos por las nubes. Con una risita hizo una pequeña reverencia, y moviendo un poco la mano la muñeca comenzó a articular la mandíbula -Bian.Ca- dijo, con voz pasiva. Todo lo contrario a Bianca que casi salta en su puesto -¿EH? ¡Tu nombre es genial!...woahhh... Un honor, Glotona-san~ ☆ - Prosiguió luego, tras que un halo de sentimiento cruzara por sus orbes, de manera lenta. -...Hay que buscar trabajo, o ser un suicida para llegar hasta aquí. Aqui no van a seguir~me ~ ☆.-


2.- Ahhh~ Interesante… - comentó mirando al techo, gesto que, obviamente, dejaba notar que no le interesaba en lo absoluto lo que le acabas de contar. Te mira con expresión aburrida, haciendo un puchero bajo la gruesa tela de su mascarilla – Y bueno… ya que estás aquí por eso… ¿Cuánto pesas? – inquiere con mayor interés y levantándose de su silla – Pobre de que reacciones mal.

Se desconcertó un poco, guardando una leve risa. Cuando la marioneta giró sobre su eje y observó a la chica. -Tres kilos 800 gramos. - contestó con un poco más de ánimo. Sin embargo, la chica le refregó la nuca a la pequeña marioneta. -No hablaba contigo, Hanako. Aún asi...54.000 gramos, señorita~ -contestó, jugando con las manitas de la pequeña japonesa.

3.- …No es tanto… pero tampoco es poco – mira de un lado a otro. Las pesadas cadenas que trae encima suenan con cada paso que da, acercándose hacia ti. Se queda parada a tu lado y te mira despectivamente ¿Cómo reaccionas? –

Simplemente devuelve una nueva sonrisa, cerrando los ojos de manera casi gatuna. Volviendo a dirigirse a la muñeca que le miraba "expectante" -realmente, no tenia ninguna expresión- y girando otra vez en su eje, y de reojo a la chica. -¡Biaa-nca! ¡Nos mi----ra extra-tra-tra---ño, desu.- Hanako dijo, mientras la pelinegra se acomodaba poniendo una pierna sobre la otra, apoyando el rostro en la palma de la mano y pokeando la frente del muñeco. -No, es que tu eres muy imprudente. ¡Esto es importante! - le regañó.

4.- Hmmm… Anonee~ Si te doy a elegir entre una cortaplumas, una muñeca sin cabeza, un alambre de púas o un patito de hule ¿Qué elegirías? – alza una mano y pokea tu sien. Su mano es más gélida que el hielo y te causa mala espina –
Por acción, se enderezó tal cual felino. Más al segundo volvió a su actitud relajada, respondiendo muy enérgica. -Mis más sinceras disculpas...- prolongó la ultima silaba, mirando la muñeca y comenzando a desarmarla de a poco. -Pero prefiero una muñeca, con cabeza de cortaplumas, patas de patito de hule y manos de alambre de púas. -

5.- - Mientras respondes toma tu mano y alza tu brazo, comenzando a pokearlo. Tienes ganas de inquirir el porqué lo hace… ¡Adelante! ¡Hazlo! –

Soltó un bufido aburrido, y con el brazo que no estaba ocupada comenzó a cambiarle de ropa a la muñeca, y de cuero cabelludo también. Cepillandole su nueva melena corta con cariño e incluso giró un poco el brazo para que le tanteara mejor. Volvió su vista disimuladamente a ella; reparando en las gruesas cadenas. En parte le gustaba como contrastaban con lo menudo del cuerpo. -¡Ha! ☆ pero como no se me había ocurrido antes~! Bianca tonta- se dió un coscorrón a si misma. Si, realmente mañana trabajaria en una muñeca con cadenas. -¿Ya ter~mi~nó?-

6.- ¿Eh~? – parpadea un tanto y vuelve su atención hasta ti – Veía qué tal estabas de contextura. Sería horrible que fueras puros huesos. – Carraspea un poco y vuelve a su tono risueño – Bueno~ siguiente pregunta ¿Soledad o multitud?
Volvió a ignorar la mirada, eran tan iguales a las de su padre cuando miraba a la servidumbre que le llevó a pensar ¿Porque el nombre de Glotona Insaciable? -Veamos...- Se puso la muñeca sobre su cabeza, mirando el techo con impaciencia. -Multitudes si yo no estoy en ella~ Pya~! -

7.- Ahhh… Que desperdicio – se encoge de hombros ante tu respuesta – Pensaba que eras diferente… ¿qué se le va a hacer? – rueda los ojos y se sienta sobre su escritorio, tirando la bola de hierro al final de las cadenas que trae encima sobre el mismo. Te da curiosidad el porqué las trae encima ¿le preguntas o no? –

-¿Quien sabe~? ☆- Hizo una leve mueca, buscando algo que le interesara en sus bolsillos. Chistó molesta y pisoteó el suelo al no hallarlo. Aunque encontró un bisturí con el que comenzó a jugar, mirando el reflejo de las cadenas en él. -Ne...me pregunto... esas cadenas se te veran bien aqui...o aqui... -comenzó a mirar a la muñeca que parecía estar dormida, midiendola por todos lados.- Ha~! ☆ me gusta tu cabello, le viene a tus ojos.- comentó algo nada que ver.

8.- - Te observa con el ceño fruncido para decir - ¡No te interesa! – y se cruza de brazos infantilmente. Suelta un extenso suspiro y ladea un tanto la cabeza, mirándote fijamente de la cabeza a los pies - … … ¿Negro, azul, rojo, blanco o naranja? – suelta sin más. –
-Moo....pero yo pienso que es lindo....- hace un mohín, apretando de más la muñeca que se quejó por la brusquedad. Buscando otra en una mochila que traía; esta vez de pelo castaño y orbes violetas. -¿Ustedes que dicen, chicas?- Les preguntó, contestando ambas animosas un "¡Naranja!" y "¡Rojo!"
-Si, si, lo sé. A mi también me gusta el Blanco, Negro y el Azul... le viene a mi nombre ¿ne? uhum!- pero no, no las oía.

9.- - Sus preguntas te tienen confundido, es tu turno de preguntar. ¿Aprovechas o no? –
-Me pregunto... ¿esa mancha del techo debió ser una gotera?- la chica estaba concentrada mirando el techo, la chica era genial visualmente, y eso le hizo enfurruñarse un poco. -No...es una fuga de...- empezó a decir la castaña, chistó otra vez. -Callate, Yari-chan.- y haciendo sonar una de las vértebras del pequeño cuello móvil de la muñeca quedó tendida en su regazo. Tras un leve lapsus de tiempo volvió a fijarse en la chica, preferia dejar el misterio.


10.- - Ignora si le quieres preguntar algo. Mira sus uñas para luego decir – La última pregunta ¿alondra blanca, cuervo o algún otro animal?
-...Tiranosaurio Rex.- Contestó dando pestañeos leves, para luego sacar un pequeño yo-yo y pasarlo de mano en mano. -Los cuervos son lindos, pero muy negros. El rojo no les luce. Las alondras son muy blancas, el rojo las contamina.- soltó una leve carcajada, mirando a la chica. -Aunque los felinos también son geniales~ ¿Sabias que pueden oler a alguien muerto antes de que ya lo esté? ¡Es envidiable!-

11.- - Ante tu respuesta se baja de un salto de su escritorio y te obliga con una fuerza sobre humana a que te pongas de pié, – Debes irte, ahora. – dice con frialdad. Su voz suena doble por alguna razón y más baja que en momentos previos. Comienza a empujarte fuera de la carpa - ¡Te llamaré! ¡Ahora vete!
En menos de lo que canta un gallo ya estaba de pie fuera de la carpa. Sin darse ni cuenta de cuando salió salvo por un ligero dolor por el agarre. Se miró que estuviera entera y volvió a tomar a sus muñecas. -Nee, nee ¿Crees que lo hicimos bien?-

12.- ¡¡Oyeee!! ¡¡Esperaaa!! - te llama desde la entrada de la carpa y te sigue, extendiendo su mano hacia ti. Te mira con el ceño fruncido - ¡Cabeza de pollo! ¡Olvidaste entregar tu curriculum! ¡Dámelo ahora!

-Nyo~ron! Mis disculpas, pero ya lo dejé allí...- se rascó un poco la nuca, extendiendo su mano con cuidado de no tocar a la chica, señalando señalando una muñeca que había quedado sobre el escritorio en la que había estado; con un folio entre sus pequeños brazitos- Debí avisarle, pero no me dio el tiempo...- Movió los dedos, logrando que la muñeca de un salto se pusiera de pie y caminara hasta la dueña del dichoso circo, extendiéndole los papeles. -Para. Us-ted - articuló, desarmandose en el momento en que el papel le fue arrebatado de las manos.

avatar
Bianca Rammsteiner

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 22/06/2011
Localización : Rondandote por allí~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrevista de Bianca Rammsteiner

Mensaje  Nimmersatt Beelzebub el Sáb Jun 25, 2011 1:55 pm

- Guarda el curriculum entre los pliegues de la ropa y le toma de las manos. A pasos lentos te insta a volver a la carpa del circo. Mientras van avanzando, comienza a decir - Gran belleza, gracia y elocuencia. Una chica peculiar cuya personalidad es el reflejo de una psicopatía desarrollada~ Nadie te juzgará. Serás aplaudida en este lugar... la eternidad.- entran nuevamente a las oficinas administrativas y obliga a la chica a sentarse en el sofá que previamente ella había utilizado. Se paró frente a la misma y, bajando su máscara para sonreír más, continuó hablando - Sabes que entrar a nuestro circo tiene un pequeño precio, ¿verdad? Espero que no te moleste que tome el pago inmediatamente, hehe~ - la misma bola que hacía de contrapeso en sus cadenas fue retirada de su sitio y abierta a la mitad dejando ver en el interior otra esfera, de tamaño más compacto, más pulida, más brillante. En un extremo esta tenía un contador - ... Es una simple intervención... Mas muy dolorosa. - Sin aclarar más alzó su mano y, con toda su fuerza, atravezó el pecho de la pelinegra arrancando con su mano su corazón. Inmediatamente después introdujo en el espacio vacío la famosa "bomba de vida" que se ramificó en su sitio, devolviéndole la recién arrebatada a la joven.

El corazón real aún palpitaba en su mano. Sin perder más tiempo lo deboró por completo. Casi ni limpió sus labios luego de aquella acción, por lo que su rostro y sus manos quedaron manchadas del brillante líquido carmesí. Aclaró su garganta un instante, volviendo a sonreír, para decir - Ya está~ ¡Bienvenida a nuestro circo! Desde hoy serás conocida como "La marioneta de la vida"... - entrecerró sus ojos y ladeó su cabeza antes de seguir - ... Desde hoy formas parte del circo, y tu grupo son las bestias, sin embargo, también quedarás bajo el mando de Narcissus al poseer habilidades de acróbata aérea que seguro podrán afinar. Tienes huesos fuertes así que confío en que si te caes desde un trapecio no te romperás con facilidad~.

Recuerda sonreir eternamente para mí ¿está bien?


((El color será entregado inmediatamente))

_________________
avatar
Nimmersatt Beelzebub
Admin

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 20/05/2011

Ver perfil de usuario http://darkworldcircus.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.