Toda historia debe tener un comienzo...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Toda historia debe tener un comienzo...

Mensaje  Anuket Luxus el Miér Jun 15, 2011 1:19 pm


…Hace algún tiempo, durante la Tercera Guerra Mundial, el mundo estaba en descontrol, la destrucción total era inminente y los 196 líderes más importantes del planeta decidieron reunirse en Londres para decidir que ocurriría finalmente con la decadente humanidad. La decisión fue unánime. Darían 7 días de paz y arrepentimiento para todo ser humano y, luego, la existencia de humanos en el planeta llegaría a su fin.

Los dos primeros días los planes parecían funcionar a la perfección, mas ya al tercer día parecía que el mundo volvía a dividirse, esta vez en dos grupos: Los arrepentidos y los indiferentes. El tiempo siguió avanzando y una secta comenzó a desarrollarse ¿Su objetivo? Dinero, éxito, buena vida, control sobre la tierra, etc. ¿Cómo conseguirlo? Sacrificando a la mujer más hermosa sobre la faz de la Tierra.

Pero su plan sufrió problemas al momento de dar muerte a la chica en medio del ritual, pues esta debía ser virgen y ella no lo era, había sido violada cuando era solo una pequeña niña.

Esto destruyó los planes de la secta, mas la muerte de la joven fue inevitable y por las condiciones en las cuales se dio, ella acabó llegando al infierno, donde gritaba amargamente que todo había sido una injusticia y un mal entendido, que eso no se lo merecía.

A las pocas horas de aquel ritual, una dama desconocida y con el rostro cubierto completamente por una máscara, con un vestido de estropajos y encadenada, era acompañada por dos seguidores: Una hermosísima mujer y un joven, llegó hasta los líderes para hacerles una deliciosa propuesta. Como todo estaba decidido y no tenían nada que hacer, los jefes decidieron aceptar la reunión con aquella señorita y sus acompañantes.

Algo llamaba mucho la atención, el estómago de la dama resonaba de hambre mientras esta hablaba, pero esto no les preocupó a aquellos “seres importantes”, quienes se dedicaron a escucharla… Y vaya que se les hizo importantísimo, pues decía tener toda la solución a los pecados de la humanidad, los cuales jamás se borrarían, ni siquiera con 7 días de perdón. La solución parecía sencilla: Sonreír, sonreír y nada más.

Mientras su voz y su estómago resonaban en la habitación y en los oídos de los asistentes, sus acompañantes, la hermosura hecha cuerpo y el niño se encargaban de vigilar las puertas para que nadie pueda entrar y salir. Estaban encerrados. Los dirigentes notaron esto y luego se dieron cuenta de otra cosa, la chica con hambre que les hablaba repetía una y otra vez las mismas palabras y, en ese instante, una pregunta muy inteligente se escuchó:

- ¿Quién diablos eres tu?

- … Acabas de pronunciar el nombre de quién me ha dado autoridad – respondió, sonriendo, la hambrienta. – pero a mi pueden llamarle “Glotona Insaciable”

Luego de pronunciar estas tenebrosas palabras frente a los estupefactos mortales, la Glotona se liberó de sus cadenas y su máscara y, al hacerlo, su piel se volvió paulatinamente grisácea y aparecieron marcas de haber sido zurcida cual muñeca de trapo cientos de veces. Y sus sonrisas, o sus sonrisas~… ¡completamente demenciales!

Para esa noche, ya no quedaban líderes en el mundo…

La bella muchacha y el joven que le acompañaba volvieron a colocarle las cadenas a La Glotona, haciendo que recuperara su apariencia más humana y “normal”, luego, la primera mencionada limpió los labios de la última, quien sonrió y se dejó hacer, diciendo que estaba satisfecha, aunque los tres sabían que eso no duraría.

El quinto día llegó. La Glotona y su séquito se presentaron frente a una gran audiencia, acompañada por cámaras y, tras ella, una gran bandera con una sonrisa insaciable pintada. Dijo ser la jefa de gran circo que iba a abrirse en Londres. Todos comenzaron a preguntarse “¿Un circo? ¿Por qué?”. Las respuestas no tardaron en salir de sus labios hambrientos, les dijo que había llegado a un acuerdo con los líderes para evitar la destrucción de La Tierra y salvarla, y que todo esto se lograría con el desborde de felicidad, entregado por su inigualable circo, en el cual se daba mucho dinero como pago por el trabajo, sin embargo, había que hacer un pequeño pago para trabajar en el, mas aseguró que era ínfimo en comparación a las ganancias que obtendrían.

La codicia y la pobreza reinaban sobre la decadente población, por lo que esta sabrosa y deleitante oferta se les hizo muy llamativa y, aunque no sabían siquiera como hacer malabares con dos pelotas o hacer gracias con el hula hula, decidieron presentarse enseguida a trabajar, después de todo, dinero es dinero ¿No?... ¿No?

Nuestra querida secta ya mencionada fue la primera en reaccionar~ recuerden, ellos querían dinero y poder y por ello sacrificaron a la hermosa chica, Creyeron que la aparición de La Glotona era la señal que el diablo les había enviado de que su sacrificio no había sido en vano y no dudaron en ir a la entrevista de trabajo en una enorme y gigantesca carpa de circo de proporciones jamás vistas por los mortales… mas nadie se percató de que nunca antes había estado allí.

Cuando la multitud dejó de ver aquella carpa de épico tamaño, la Glotona y rugido de su estómago habían desaparecido, solo se escuchaba una voz en off cual eco diciendo “Los esperaré ahí~…”

La carpa no tardó en rodearse por una enorme fila en espiral que parecía no tener fin. Cada uno de los que estaba en aquel montón de gente buscaba pasar “la entrevista” para ganar la gran fortuna en dinero que había prometido la Glotona. Las sorpresas no tardaron, comenzando porque, fuera de los trabajos normales, se permitían entrevistas en grupo y en solitario, donde todos tendrían algún grado de participación~.

Los del culto satánico entraron todos juntos y se arrodillaron frente a la Insaciable, solo les faltaba moverle la colita y jadeas cual perros falderos~. Le explicaron lo que deseaban, cuánto y cómo lo querían y lo que habían hecho para obtenerlo.

- … ¿Creen que no los recuerdo? - Las tripas resonaron mientras su dueña pronunciaba estas palabras y retiraba la máscara de su rostro.

El miedo envolvió e hizo palidecer al grupo que había entrado con tanta seguridad. Supongo que no hay nada más sabroso que devorar idiotas ¿Quién sabe?... pues solo ella, claro, después de todo, el banquete fue exclusivo para su poco exquisito paladar.

Solo uno quedó con vida… Un muchacho que ella admiraba cuando estaba con vida y le llamó la atención. Además, ya no tenía tanta hambre.

El joven “afortunado” le preguntó si podía trabajar en el circo.

- Pues en este trabajo se paga bien, pero hay un precio~ - Dijo ella, ahogando un eructo y sonriendo.

- Lo se – contestó el muchacho, asintiendo – lo mencionaste en la conferencia…

- Quiero tu corazón. –contestó a secas La Glotona.

- … ¿T-te gusto?

- … HAHAHAH! – La risa salió con manía y burla de los labios ensangrentados de la mujer insaciable - ¡No seas idiota! ¡Hablo de que en verdad lo quiero!

El muchacho no pudo contener una mueca de duda y estupefacción, mezclada con miedo. No podría estar hablando en serio ¿O si?... ¡¿O Si?! ¿Cómo rayos podría darle su corazón?

- Podemos quitártelo con una simple operación y reemplazarlo por otro.

Oh cruel respuesta…

La Glotona sacó entonces de una cajita una cosa similar a una esfera negra, la cual tenía un temporizador. Le dijo que este corazón de reemplazo contaba las veces que el sonreía y le permitía saber y sentir lo que el otro pensaba y le advirtió que si pensaba en alguna blasfemia, el contador iría decreciendo y si la cuenta llegaba a cero, sufriría la muerte de sus más horrendas pesadillas… claro, si es que no era comido antes por mal desempeño laboral. En cambio, si se dedicaba a sonreír, el contador le daría más días de vida, así que tenía que hacerlo todo bien y siempre con una enorme y alegre sonrisa. Si seguía esos simples pasos, podría conservar su trabajo…

¿Solo eso?... ¡pues no! La golosa recordó algo más. Debía aprender trucos circenses con Anuket y Narcissus, su fiel y hermosa compañera y el joven y delicioso costurero que también trabajaba con ella, quien se encargaba de controlar a La Glotona, para que no se comiera a todo el mundo.

Por cierto, el puesto de Narcisus no era menos importante. El estaba encargado de supervisar que los demás empleados trabajaran correspondía y debía avisar cualquier anomalía.

El muchacho que había ido a pedir empleo finalmente aceptó, haciendo sonreír a La Glotona, quien le preguntó si se sentía realmente listo, recibiendo una eufórica y desesperada respuesta afirmativa por parte del sujeto que la observaba.

- Bien, acércate~ - Le dijo

Él se acercó, obediente, y de una brutal zarpada su corazón fue arrebatado y reemplazado inmediatamente por las esfera. Dijo que el procedimiento sería sencillo, ¿No? Aunque… durante ese breve lapsus en que su pecho estuvo literalmente vacío, el sujeto pudo sentir lo que esta estar muerto~ y al momento de recibir la esfera, revivió… pero seguía desangrándose dolorosamente, tentando a La Glotona Insaciable, quien ya había probado el corazón y quería más.

En ese momento, Anuket entró en acción y se la llevó, mientras el otro seguía sufriendo y se retorcía de dolor en el suelo. En un acto de piedad… no, la verdad es que les fastidiaba tanto griterío infeliz, Narcissus se acercó al quejumbroso y zurció de mala gana y muy mal su pecho, dejando marcado “N° 1” con el mismo hilo.

Mientras el se encargaba del sujeto, Anuket volvía a colocarle su máscara y cadenas a La Glotona Insaciable y, una vez que se cercioró de que esta había recuperado su poca compostura, ambas voltearon a ver al tipo ya remendado.

- Por cierto, olvidé decirte algo… - dijo la “dulce” y golosa Glotona – Todo lo que ganes aquí no será para ti ¡Irá directo a tu familia! Y tu~ si ¡TU! Tendrás que trabajar aquí por el resto de tu vida… no es hermoso~ - sonrío con malicia detrás de su máscara y comenzó a reír, haciendo que sus burlas retumbaran en las paredes junto con el quejido insaciable de su estómago.


------- o------

Han pasado 100 años desde aquel bellísimo incidente~ y nuestro adorado circo cuenta con unos 120 reclutas que han podido resistir las exigencias de nuestra querida y adorada Glotona…

Pero, para nuestra desgracia, en las afueras de nuestro circo todo es paz y tranquilidad. El mundo se ha recuperado de las guerras, todos tienen dinero y pueden vivir plenamente y sonreír de verdad… Ya no queda más maldad, nada malo, sobre esta tierra… y eso es terriblemente terrible para la alegría de La Glotona.

Me presento ante ustedes, futuros seguidores~ soy Anuket y vengo a reclutarlos en nombre de nuestra hermosa Glotona Insaciable, cuya belleza permanece casi tan intacta como la mía por más de 100 años~

Se que ustedes, mis queridos humanos, siempre tienen algo de qué quejarse con el mundo~ algún problema en el amor, algún objeto que no pueden comprar, la soledad, la pena, la tristeza, el dolor, el abandono, sentirse putrefacto, etcétera… por suerte, para ustedes, ¡Nuestro circo les abre las puertas! Les ofrecemos… ¡No! ¡Más bien, les aseguramos felicidad y dinero infinitos, que no podrán conseguir en ningún otro lugar!

Solo deben cumplir dos requisitos… seguir todas las indicaciones de nuestra adorada Glotona~ y regalarnos una sonrisa todos los días, durante todo el día~.Y es que ¿Quién no podría sonreír con todo el aprecio, todo el dinero y todo el poder que puede conseguir con solo entrar en un show de nuestro adorado circo?

Solo tienen que llevar su currículum a nuestra carpa y, por su puesto, pasar una simple entrevista~. Y claro, como han de saber~ pedimos solo una cosa a cambio, pero es muy simple también, pues pedimos cosas que ustedes no utilizan ¡Y las cambiamos por todo lo que ustedes desean!

Nos vemos en el circo~ mis adoradas, dulces y sexys criaturas.
avatar
Anuket Luxus

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 21/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.