Entrevista de Gilleux Fayre

Ir abajo

Entrevista de Gilleux Fayre

Mensaje  Gilleux Fayre el Mar Jul 05, 2011 11:04 pm


1.- ¡Bienvenido seas al circo! – risas alegres e infantiles. Desde su lado del escritorio agita sus brazos alegremente - ¡Yo soy Nimmersatt Beelzebub, pero todos me llaman la Glotona Insaciable! – No se nota gracias a su máscara, pero una demencial sonrisa se ha posado en sus labios – ¿Cómo te llamas y por qué viniste a trabajar al circo?

*Su emoción estaba al tope, aunque no brincara por ello, realmente al saber que podría tener la oportunidad de trabajar en un lugar tan…enorme, era lo único que realmente lo ponía feliz. Observando fijamente a la joven de azulinos cabellos y escuchando su divertida Bienvenida, el escocés hizo una reverencia tomando la punta de su sombrero y agachando su cuerpo* -Gilleux Fayre, señorita- *Se presento como era debido, para así volver a su posición derecha con el sombrero de regreso a su lugar* -Me ah parecido que este lugar es muy interesante, solo vengo a divertir a mi hermoso publico, querida- *Termino por decir remarcando su sonrisa, siempre claro con sus palabras*

2.- Ahhh~ Interesante… - comentó mirando al techo, gesto que, obviamente, dejaba notar que no le interesaba en lo absoluto lo que le acabas de contar. Te mira con expresión aburrida, haciendo un puchero bajo la gruesa tela de su mascarilla – Y bueno… ya que estás aquí por eso… ¿Cuánto pesas? – inquiere con mayor interés y levantándose de su silla – Pobre de que reacciones mal.

*Era muy notorio que la joven Nimmersatt no se interesaba en él, seguramente esto era lo mismo para ella con cada persona que llegaba a solicitar trabajo. Bueno, no era una molestia, al menos todo iba…tranquilo.
Aun con la sonrisa en su rostro, escucho su pregunta que, bueno, al parecer era algo fuera del tema y muy extraña a la vez. El muchacho solo se reviso con la mirada palmeando su cuerpo, exactamente a sus costados, calculando o más bien, recordando cuanto pesaba, así extendiendo al frente sus manos mostrando primeramente seis dedos y dando un espacio de tiempo los cambio solo dejando cuatro* -Sesenta y cuatro kilogramos, señorita Glotona- *Bajo sus brazos y ladeo su cabeza, aun sonriente*

3.- …No es tanto… pero tampoco es poco – mira de un lado a otro. Las pesadas cadenas que trae encima suenan con cada paso que da, acercándose hacia ti. Se queda parada a tu lado y te mira despectivamente ¿Cómo reaccionas? –

*Aun con su mirada bicolor fija en la chica, escucho el sonido de las cadenas, causando así llamar la atención del pelirrojo ¿Por qué las traía? Era una de las primeras preguntas que se hizo al verla con ellas. Aquello le causo curiosidad, y quizás algún día descubriría el por qué, ahora solo la seguía con la mirada hasta dejarla a su lado. Sentía la mirada ajena, algo que no le molestaba, solo se cubrió medio rostro con la palma de su mano manteniendo sus ojos cerrados, un gesto juguetón por parte del varón* -Bellos ojos son los que me observan ahora- *Fue lo único que dijo antes de soltar una leve risilla*

4.- Hmmm… Anonee~ Si te doy a elegir entre una cortaplumas, una muñeca sin cabeza, un alambre de púas o un patito de hule ¿Qué elegirías? – alza una mano y pokea tu sien. Su mano es más gélida que el hielo y te causa mala espina –

*Escucho atento a la nueva pregunta, pero lo que no le agrado fue el descaro de atreverse a tocarle. Suspiro levemente pasando por alto su acción, no era de su agrado que le tocaran sin previo aviso. Bajo su mirada jalando a la par la punta de su sombrero, pensando en la respuesta* -Me quedaría con todo- *Afirmo divertido, pero luego coloco su mano junto a su cabeza, simulando el apretar algo* -Aunque el patito de hule es más llamativo para los niños- *Elevo un poco su mirada para volver a mirarle fijamente*

5.- - Mientras respondes toma tu mano y alza tu brazo, comenzando a pokearlo. Tienes ganas de inquirir el porqué lo hace… ¡Adelante! ¡Hazlo! –

*Pero antes de darse cuenta y soltar una risilla juguetona, ya tenia su otra mano elevada, algo que realmente le molesto, pero no demostró si no que con una sonrisa un poco más amplia* -¿Le molesta?- *Cuestiono al mismo tiempo en que le arrebataba su propio brazo a la chica de gélidas manos* -¿A que se debe que haga eso?- *Cuestiono curioso de su acto*

6.- ¿Eh~? – parpadea un tanto y vuelve su atención hasta ti – Veía qué tal estabas de contextura. Sería horrible que fueras puros huesos. – Carraspea un poco y vuelve a su tono risueño – Bueno~ siguiente pregunta ¿Soledad o multitud?

*Le parecía complicado mantenerse tranquilo con la forma atrevida de la chica, pero pasando eso, realmente le agradaba que fuera tan animada, lo que si le extrañaba era su “preocupación” por él, ¿Era tan malo ser puro hueso? Jeje, solo se río internamente para seguir con la entretenida entrevista. Ante las dos opciones, Gill levanto su mano mostrando ahora dos dedos, ambas le gustaban, no debía de explicarse porque, así que lo dejaría de ese modo, no gastaría saliva*

7.- Ahhh… Que desperdicio – se encoge de hombros ante tu respuesta – Pensaba que eras diferente… ¿qué se le va a hacer? – rueda los ojos y se sienta sobre su escritorio, tirando la bola de hierro al final de las cadenas que trae encima sobre el mismo. Te da curiosidad el porqué las trae encima ¿le preguntas o no? –

-Jeje- *Río ante su respuesta ¿Cuántas personas pudieron haber dicho lo mismo que él? Por esa razón no se molesto en prestarle mucha atención, ciertamente, aquella entrevista se volvía cada vez más…extraña, le gustaba. Volvió a elevar su cabeza, después de notar la bola de hierro y dando un espacio de tiempo, señalo el objeto con su dedo índice* -¿Gustas de los adornos extravagantes, verdad?- *Cuestiono risueño merándole ahora con los ojos entrecerrados*

8.- - Te observa con el ceño fruncido para decir - ¡No te interesa! – y se cruza de brazos infantilmente. Suelta un extenso suspiro y ladea un tanto la cabeza, mirándote fijamente de la cabeza a los pies - … … ¿Negro, azul, rojo, blanco o naranja? – suelta sin más. –

*Impresionante respuesta la que obtuvo a cambio, algo que le agrado y lo lleno de curiosidad, tanto así, que paso a tocar la punta su propia lengua con su dedo índice, causando que una chispa de luz color zafiro se mostrara con brevedad, una clara demostración de gusto. La siguiente pregunta le pareció absurda y aun más haciéndosela a él* -Eso es fácil- *Contesto claro juntando ambas manos para después abrirlas soltando varios destellos de diferentes colores, todos y cada uno distintos del otro* -Todos- *Así termino por soplar hacia un lado la palma de su mano derecha*

9.- - Sus preguntas te tienen confundido, es tu turno de preguntar. ¿Aprovechas o no? –

*Durante ese tiempo en que llego a presentarse hasta ahora, solo habían dudas que nacían a causa de la extrañes de la Glotona Insaciable, por más que quisiera resistirse a los encantos de su propia curiosidad, no podía el evitar el quedarse callado, quizás ese era su momento de liberarse, aunque…su oportunidad no era mucha, una pregunta, estaba decidido* -Dime, mi querida Glotona ¿Te divierte ser directora de este enorme Circo?- *Era la duda más…fina, por así decirlo, que el joven muchacho tenia, claramente algo torpe*

10.- - Ignora si le quieres preguntar algo. Mira sus uñas para luego decir – La última pregunta ¿alondra blanca, cuervo o algún otro animal?

*Claro, era lógico que no le prestaría atención, era un simple extraño más que pasaba a pedir empleo. Uno más del montón. Como respuesta a su última pregunta, el chico solo se dedico a mover sus manos lado a lado en señal de que no le importaba, al igual que los colores, amaba a los animales, así fue como apoyando sus codos sobre sus piernas, entrelazo sus dedos y poso encima de sus manos su cabeza, aun mirándola. ¿Era todo? ¿Terminaron? Aquella entrevista no duro mucho, quizás pequeños detalles en sus respuestas serian consideradas para entrar. Solo…siguió sonriéndole esperando que se le de señal de marcharse*

11.- - Ante tu respuesta se baja de un salto de su escritorio y te obliga con una fuerza sobre humana a que te pongas de pié, – Debes irte, ahora. – dice con frialdad. Su voz suena doble por alguna razón y más baja que en momentos previos. Comienza a empujarte fuera de la carpa - ¡Te llamaré! ¡Ahora vete!

-Maldición...- *Nuevamente le estaba tocando, ya no lo soportaba, tres veces, las tenia contadas. Suspiro dejándose “guiar” hacia la salida, lo que le sorprendía era su modo distinto de hablar ¿Qué sucedió con su voz? Se preguntaba entre pensamientos mientras se despedía levantando su mano, ¿Ya era libre? Le hubiera gustado que su respuesta fuera en ese instante, ¿acaso los circos no eran rápidos? Bueno, ahora solo esperaría. Tomo nuevamente su sombrero bajando su punta para seguir su camino*

12.- ¡¡Oyeee!! ¡¡Esperaaa!! - te llama desde la entrada de la carpa y te sigue, extendiendo su mano hacia ti. Te mira con el ceño fruncido - ¡Cabeza de pollo! ¡Olvidaste entregar tu curriculum! ¡Dámelo ahora!

*Se detiene en seco al escuchar aquella llamada manteniendo una pose algo graciosa, como si se hubiera helado en medio de su caminar. Giro un poco su cabeza notando como la chica se aproximaba extendiéndole la mano. Era cierto, no dejo sus papeles, todo por culpa de la prisa. Dio media vuelta para bajar nuevamente su cabeza en señal de disculpa aun sosteniendo su sombrero, se despojo de este regresando a su lugar mientras hacia unos extraños movimientos con su mano sobre el sombrero, terminando por darle unas palmaditas. De su interior saco los papeles que se mantenían sostenidos con un clip junto con varias ilusiones de serpentinas hechas de colores. Le extendió el documento regresando su sombrero a su cabeza, para hacia giñarle el ojo y volver a su andar*

[ http://darkworldcircus.forosactivos.net/t75-curriculum-gilleux-fayre#187 ]
avatar
Gilleux Fayre

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 01/07/2011
Edad : 23
Localización : Por aquí y por haya, quien sabe...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.