Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Mensaje  Arthur Kirkland el Mar Oct 09, 2012 5:19 pm

Caminaba de un lado para el otro. Sus dedos cortados lucían la sangre coagulada: había olvidado tratar la herida. Antes que eso se preocupó de juntar los materiales necesarios para una crema que ayudase a la herida a cicatrizar.

Como cualquier persona con un mínimo de conocimientos sobre hierbas medicinales realizó su labor, agregando ingredientes que sólo podía conocer un mago, como el polvo de unas hadas que encontró desprevenidas en sus nidos de feo del clóset y a las que atrapó sin mediar palabra.

Arthur estaba nervioso, muy nervioso. El mínimo ruido lo sobresaltaba. El crujir de la madera en esa cabaña hasta hace poco deshabitada y el del viento que se colaba por las ventanas eran un claro ejemplo.

Lugar estaba casi vacío, a excepción de los muebles que usarán los anteriores inquilinos. Para distraerse un poco, buscó su bolso y sacó su ropa, empezando a guardarla.

Ese sería su hogar por el resto de su vida.

Al notar que la temperatura bajaba, murmuró unas palabras. Una bola de fuego apareció de su aliento, rozando sus labios y formándose frente a su rostro. Se separó de ella y la dejó allí, flotando y calentando mientras salía por un poco de leña para encender la estufa.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 13/07/2011
Edad : 29
Localización : Somewhere, perhaps behind you.

Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/u/2974950/

Volver arriba Ir abajo

Re: Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Mensaje  Françoise Bonnefoy el Mar Oct 09, 2012 6:20 pm

Lo primero que sus ojos púrpura divisaron al abrirse fue la puerta desconocida. Ah, claro... Su cabaña nueva, ¿verdad? "Un placer conocerte, horrible lugar". La francesa suspiró, llevándose un dedo a los labios, en silencio. Encogió sus piernas bajo las sábanas tibias por el calor de su cuerpo, dedicándose un tiempo reducido a disfrutar que continuaba viva, a pesar de que las cosas se habían teñido un poco de rojo.

Tomó asiento lentamente, sus rodillas estiradas y luego, instantáneamente, encogiéndose para dejar las sábanas atrás y acercarse con suavidad a su torso. Su piel fue acariciada por la calidez y suavidad de aquella sábana. "Claro, es mía" recordó la gabacha, sonriendo débilmente, reconociendo aquel color blanco tan familiar como una de las sábanas que había sido abandonada en la antigua cabaña durante su estadía en las caravanas. Ahora, junto a la puerta, se apilaban algunas maletas. Sus enseres personales contraídos en tres maletas. Nada mal.

Continuó encogiendo sus piernas y a la luz apareció la venda que cubría su tobillo por completo y que le impedía el movimiento antes sinuoso y grácil a su pie. Bonnefoy agitó su cabello, tan rubio y ondulado como un riachuelo de oro; y dejó que cayera, cada bucle desordenado, sobre su espalda y hombros. Un par de rizos tendieron a irse hacia adelante. No le importó. Se arregló la camisa de dormir, que se le había subido hasta un poco más arriba de los muslos por ser desordenada a la hora de dormir. Apoyó un pie en el suelo, sintiendo la madera bajo sus pies, y acostumbrándose a su temperatura. Más que aceptable. Continuó y apoyó su pie vendado. Con cierto esfuerzo movió los dedos de aquel pie y se dio impulso.

Se levantó. La camisola alcanzó sus rodillas en un segundo. Su pie no resistió; el dolor apareció en su tobillo en forma de ardor. Lo supo de inmediato y recogió su pie. A brincos llegó hasta la puerta y la abrió de par en par. Apoyada en el marco de la puerta, aspiró. Sintió el aroma de la madera, de aquel nuevo hogar, invadir su cuerpo desde sus pulmones. Enriquecedor. Sus dedos acariciaron la madera imperfecta del marco, deslizándose a través del material astillado. Cerró los ojos.
avatar
Françoise Bonnefoy

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Mensaje  Arthur Kirkland el Jue Oct 18, 2012 5:56 am

Buscó en la parte de atrás de la cabaña, donde estaba la leña apilada, un hacha. Pasó el dedo por el filo comprobando que estaba en buen estado. La movió y sacudió un poco con la cabeza de fierro apuntando al suelo. La pieza no se separó de la base de madera. Sonrió: le parecía excelente que las herramientas de la cabaña estuvieran en buen estado.

Se arremangó y tomó un leño grueso que colocó sobre lo que quedaba de un árbol talado. Posicionó el filo del hacha sobre él, tocándolo. Respiró profundo y levantó el hacha, para luego dejarla caer y cortar casi todo el leño. Levantó el hacha un poco, a la cual se había pegado el tronco, y le dio unos cuantos golpes menores contra el árbol talado, hasta que el leño terminó de partirse.

Dejó ambas mitades a un lado y seleccionó otro par de leños delgados. Tomó uno grueso y lo puso sobre el tronco talado

Sentía el calor extenderse en su cuerpo debido a la actividad física. Cuando iba por el cuarto tronco, se detuvo un minuto para descansar. Se apoyó en el hacha y miró hacia el bosque.

Apretó los ojos, sin creer que hubiese visto bien. El inglés juraría haber visto un punto diminuto moviéndose hacia él desde el bosque. Abrió los ojos y por más que se fijó no pudo ver al pequeño roedor que caminara toda la noche, enfrentándose a cientos de peligros, todo porque lo habían dejado olvidado junto a una canasta de frutas.

- Bien, volvamos al trabajo.- Se dijo en voz alta, separándose con un quejido del hacha e irguiéndose para buscar otro leño.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 13/07/2011
Edad : 29
Localización : Somewhere, perhaps behind you.

Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/u/2974950/

Volver arriba Ir abajo

Re: Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Mensaje  Françoise Bonnefoy el Jue Oct 18, 2012 4:54 pm

Se mantuvo en silencio, distinguiendo el sonido tan clásico de la madera siendo cortada por el filo del hacha. No le sorprendía; estaban en el sector en el que las cabañas abundaban y era perfectamente normal picar un poco de leña para calentarse. La francesa abrió los ojos para intentar dar un paso con su pie vendado, logrando caer con suavidad sobre la madera que la separaba del suelo de tierra y cemento. Nada nuevo. Seguramente se caería miles de veces antes de aprender la lección, por causa de su naturaleza terca y obstinada en cuanto a estar activa se trataba. No podía quedarse en la cama, a menos de que tuviese calor ajeno cerca. Además, si no era ella quien preparaba la comida, ¿quién lo haría?

Atravesó la sala vacía hasta encontrarse con la puerta de la cocina, saltando en un pie. Si alguien la viera haciendo eso, seguro se llevaría un ataque de risa. Pero, por otra parte, ¿cuánto tiempo llevaba sin comer? Podía asegurar que estaba al borde de la inanición, más que nada por exageraciones suyas. Sólo porque nunca le había faltado qué comer, incluso en los momentos difíciles. Por eso abrió la puerta lentamente y como en secreto se caló en la cocina. Abrió los muebles en busca de comida. Y halló lo necesario como para preparar unos pancakes. Si bien no eran sus favoritos, podía aderezarlos a su gusto para hacerlos parecer un plato gourmet. Pero, vaya que le haría falta el queso fresco... Unas crèpes hubiesen sido perfectas para matar su hambre.

Bueno, debía ponerse ya a trabajar. Nada podía esperar si se quedaba parada mirando los ingredientes como una inútil. Una taza abandonada sirvió para hacer las mediciones correspondientes a la hora de dosificar la harina, la leche evaporada y el agua. Una cuchara de madera fue suficiente para mezclar los huevos y la mantequilla derretida con el resto de los ingredientes en un bol que parecía estar allí de milagro. Hábilmente, revolvió los ingredientes de su delicioso desayuno y los dejó reposar en el bol. Mientras tanto, debía buscar una sartén, café y algo de mermelada o frutas para darle el toque a los pancakes. Sin duda, no podía simplemente quedarse en la cama a esperar.
avatar
Françoise Bonnefoy

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dedos, tobillos y corazones [Priv. Françoise y Arthur]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.