Curriculum de Wang Yao

Ir abajo

Curriculum de Wang Yao

Mensaje  Wang Yao el Mar Jun 21, 2011 11:55 pm


Nombre: Wang Yao
Edad: 24 años de edad.
Nacionalidad:Chino
Antigua Profesión: Chef
Orientación Sexual: Bisexual


Perfil físico:

Descripción general:
Es alguien que no tiene una apariencia acorde con su edad, aparentando tener unos años menos encima de los que realmente tiene. No es algo que le incomode, pero si le suele molestar que gracias a su apariencia y algunos rasgos en específicos de su cuerpo, se le compare o se le confunda con una mujer, algo que como es de esperar, es de su completo desagrado.

Tiene el cabello lacio, de color oscuro y manejable, llegando un poco más debajo de sus hombros. A diferencia de algunos, él lo trae largo y casi siempre atado en una coleta baja, siendo extraño que lo tenga suelto y siempre deja su frente al descubierto. Esta muy bien cuidado y su color oscuro dependerá de la iluminación del lugar, variando del marrón oscuro al negro. En ocasiones, dependiendo, podrá dejarlo suelto y recoger parte de los mismos con una cinta, haciendo más fácil la tarea de dejarlo suelto y sin su típica coleta.

Sus ojos son de un color oscuro, siendo marrones en realidad. Algo grandes y rasgados, a pesar de tener un color definido, también puede variar dependiendo de la iluminación de un lugar. Se sabe, que a veces, dependiendo de la luz, pueden verse de un hermoso tono ámbar, y si no hay mucha luz, toman un tono achocolatado. Son muy expresivos, y a pesar de que Yao intente mentir y ocultar algo, es prácticamente imposible, pues estos lo dejan siempre al descubierto.

Curiosamente, a pesar de tener un apetito voraz, el chino no engorda, sin importar lo que esté comiendo. Dicho sea de paso que come literalmente, lo que sea. Es delgado y se mantiene en forma gracias a las artes marciales, aunque a pesar de todo, no tiene una musculatura marcada y en ocasiones, lo confunden con el género opuesto y por lo tanto, es andrógino.

Peso (aproximado):59kg
Estatura (aproximado): 169cm
Color de piel: Piel blanca, suave al tacto y con un ligero tono amarillento.
Extras: Posee una marca de nacimiento cuya forma es, irónicamente, la de un panda. Se sabe que esta marca está localizada sus glúteos. Mientras, en su espalda, tiene una cicatriz, producto de un ataque. Su cicatriz es larga, y a la vez, algo gruesa. Comienza desde el omoplato, extendiéndose en forma diagonal por su espalda, finalizándose en el comienzo de su cintura.

Imagen:
Spoiler:

Perfil psicológico:

Descripción general:
Una persona sociable y alegre, alguien que a la hora de socializar, no tiene ningún problema al hacerlo, pues le agrada bastante. Está muy seguro de sí mismo, algo que demuestra bastante con sus sonrisas seguras. Le gusta conocer a las personas a las cuales apenas le habla, comportándose de forma cordial con la misma, sin ningún momento faltarle el respeto. No soporta en ocasiones aquellos silencios incómodos y mucho menos, no tolera las peleas, siendo algo que le gusta evitar si le es posible y en caso de que ocurra una, buscará la forma de resolverla. Lamentablemente, la gente no le suele prestar mucha atención cuando él intenta resolver una discusión, sin importar qué ofrezca a cambio de que esta se termine.

Pero claro, como toda persona, Yao tiene sus manías, defectos e igualmente, sus virtudes. Una de sus virtudes en su sinceridad, el poder decir las cosas tal y cual son y sin rodeos, odiando los cosas rebuscadas. Si algo le ha molestado, lo dirá, si algo le parece bien, también lo dirá. Por ser una persona sincera, odia las mentiras, detestándolas de sobremanera, especialmente si vienen de alguien que él conoce bastante bien. Aunque a veces, su sinceridad le puede jugar en contra cuando intenta disimular que algo no le ha molestado, pues sus gestos faciales van variando dependiendo de la situación. Casi siempre cuando alguien le miente, suele darse cuenta de la mentira, aunque a veces, dependiendo de la confianza que le tenga a la persona, creerá en la misma.

Una cosa que también resalta de él es el ser extremadamente supersticioso, aunque no es del todo religioso, claro está. Es muy tradicional en cuanto a las cosas de su país se trata, odiando casi todas las tradiciones que vengan de occidente. Según él, esas tradiciones sólo hacen que la gente de su país, China, se olvide de las que realmente importan. Puede llegar a ser alguien caprichoso, dependiendo de la situación. Está acostumbrado a que cuando hay que hacer algo en equipo, o algún trabajo, él tener que ser el líder, y en el caso de que esto no pase, le gusta tener algo a cambio. Cuando no obtiene lo que desea, suele enojarse bastante, resaltando así de esa forma, su lado infantil, que se hace bastante visible en cuanto a sus gustos se trata. Algo dormilón, y a su vez, glotón, le encanta todo lo que tenga que ver con comer y dormir, casi siempre se pone muy de mal humor cuando lo despiertan de sus siestas, especialmente si lo hacen de una forma muy brusca. Adora comer, por lo que siempre pone la cena por sobre todas las cosas.

Desde muy pequeño ha deseado ser un hermano mayor para las otras personas, pero para su mala suerte, siempre terminan ignorándolo. Tiene una enorme paciencia con los niños pequeños, pues le agradan bastante y es muy amable con los mismos, aunque dependerá también de la conducta del pequeño, pues si el niño dice algo que es de su desagrado, puede llegar a alterarse un poco. Bastante protestón y quisquilloso, a veces se le ve contento y en otra, por más mínima que sea la acción contraria, puede molestarse y comenzar a protestar, casi siendo tan irritable como un niño pequeño. Dueño de una paciencia a medias, no es bueno irritarle ya que puede llegar a protestar y a alzar la voz. También puede llegar a ser medio histérico, dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Orgulloso y bastante obstinado, no acepta las cosas que le dicen (dependiendo de que sea) y más si es algo que le ha avergonzado. Odia las insistencias y más que le hagan caritas, pues sabe muy bien que eso le hace desistir a lo que ha dicho. Para que acepte algo, deberá haber una buena razón, mientras tanto, él seguirá negándolo por sobre todas las cosas, sin importar qué. Es bastante vergonzoso a decir verdad, y suele disgustarse cuando esto pasa y se nota claramente por el fuerte color rojizo que toman sus mejillas. Dependiendo de que haya sido lo que le avergüence, puede llegar a protestar bastante. Incluso, si la persona no desiste con hacerle avergonzar, puede llegar a actuar de forma un poco violenta (sin propasarse, obviamente), claro que esto variará por persona, siendo obvio que no piensa golpear o lanzarle algo a una persona que acaba de conocer.

Su gran debilidad siempre lo serán las cosas tiernas, aquellas que se le hacen muy dulces. Casi siempre, en el momento que ve algo tierno se sonroja con fuerza, deseando tener entre sus manos aquello y abrazarlo con fuerza. Pueden pasar dos cosas, siempre variando por la situación y estás son: Resistirse al objeto, negándose y diciendo que no le pasa nada. Y la última, por supuesto, es tomarlo entre sus brazos y abrazarlo, murmurando cosas apenas entendibles sobre lo tierno del objeto.

Al ser una persona confiada, hacerlo sentir mal es algo difícil, más si no lo conoces. Si le conoces desde hace mucho tiempo, quizás sabrás aquello que si lo puede hacer sentir mal. Cuando se siente triste siempre intentará ocultarlo, y en caso de que alguien se dé cuenta, lo negará, enojándose si la persona continúa insistiéndole sobre el tema.

Podrá parecer una persona muy animada y contenta, pero a veces entra en algunos momentos de melancolía, donde suele ponerse triste y recordar cuan diferentes eran las cosas antes, reflexionando sobre lo ya mencionado.

Finalmente, tiene una excelente habilidad para leer la atmósfera, algo que lo ha ayudado y beneficiado a medida que pasan los años. Siempre sabrá que decir y qué no decir, dependiendo de la situación. Incluso, puede ser que en un momento esté avergonzado, y con un par de palabras de su interlocutor, hable como si no hubiera pasado nada, dejando eso atrás.

Gustos:
Los gustos de Yao son sencillos pero a su vez, variados. El primero que resalta entre sus tantos gustos es la comida. Le FASCINA la comida, especialmente si es la gastronomía de su país, China. Le gusta tanto la comida, que puede comer prácticamente lo que sea, además de que siempre la pone primero que nada, prefiriendo incluso llegar a su trabajo tarde por tal de no dejar la cena o el almuerzo. Además de la comida, se encuentran las cosas muy tiernas, dicho sea Hello Kitty, Shinatty-chan o claro, los pandas. Se le dificulta resistirse a estos, y tiene muchos peluches de pandas y Shinatty en su hogar. Las tradiciones de su país y el año nuevo chino le encantan, pues la considera muy básicas e importantes. Uno de sus gustos principales es el té chino, lo considera delicioso y siempre tiene una hora del día para tomarlo. Si también saca una hora del día para tomar té, igual lo hace para practicar Tai Chi Chuan, algo que él insiste que NO SON movimientos raros. Todas las mañanas, luego de levantarse, práctica Tai Chi. Le gusta practicar también las artes marciales de su país, por lo que se ha hecho lo que podría considerarse un experto en las mismas. También le agradan los niños pequeños, tiene una gran paciencia con los mismos. Le encanta ir de compras.

Disgustos:
Posee una gran aversión a todo lo que este interviniendo con la cultura de su país. No le gustan las navidades y considera que solo arruinan la cultura de su nación. No le gusta tampoco cuando critican su país o al Tai Chi, calificándolo de “Movimientos raros”. Se sabe se disgusta si la comida tiene un patrón de sabores en especifico. No le gusta para nada que se propasen con él y algo que puede disgustarlo es ser despertado cuando está en la mejor parte de su siesta, todo a menos que sea de una forma civilizada. En caso de ser despertado bruscamente podría molestarse. No le agradan mucho los ingleses, pero no por ello significa que sea racista o algo por el estilo. Aunque no le sucede a menudo, le disgusta cuando lo comparan o confunden con el género opuesto, incluso si intentan vestirlo como el género contrario, molestándose mucho si esto pasa. Otra cosa que detesta es ser tocado (en el mal sentido, es decir, manoseado) por acosadores, lo pone de muy mal humor y puede reaccionar de manera algo violenta, dependiendo.

Fortalezas:
Sus fortalezas es su gran ímpetu para conseguir lo que desea y se propone, no se rinde a pesar de la dificultad que se le presente, levantándose como cual dragón lo haría. Físicamente hablando, tiene la ventaja de poder saber defenderse en este ámbito, no dándosele nada mal el saber artes marciales. Es muy bueno dando consejos y escuchando, todo esto quizás se daba a lo que ha vivido durante su vida, quién sabe.

Debilidades:
Posee una enorme debilidad por las cosas tiernas, especialmente los lindos peluches de pandas. La comida y cosas de ese tipo pueden ser una de sus grandes debilidades (le encanta la comida). Igualmente, ver a sus seres queridos sufrir puede ser un gran golpe para este. Sus hermanos, menores que él, son su gran debilidad, pues a pesar de ser tercos con estos y negarse en ocasiones a muchas cosas que le piden, a veces puede llegar a ceder a sus cosas (entre medio de protestas).
Temores:
Parece tenerle miedo a las supersticiones que indiquen cosas muy malas, por lo que es algo precavido y muy supersticioso en ese ámbito. También tiene un enorme miedo a perder a aquellos que realmente aprecia, cuida y valora, por lo que a veces puede llegar a cuidarlos tanto que terminan abandonándolo. Es por ello que igualmente, otro de sus miedos es que aquellas personas que él cuida le lleguen a dar la espalda, algo que ya le llegó a pesar una vez.

Historia:
Yao nació un 10 de octubre en China, precisamente en la capital del país. Su familia era una aparentemente estable a nivel económico, teniendo varios hermanos menores que él y que sus padres se esforzaban cada vez más para mantener. Su niñez no fue la más fácil de todas, pues cuando sus padres no estaban en casa por estar trabajando, el se encargaba de cuidar a sus hermanos menores e intentando que no pasasen ninguna necesidad, a pesar de la dificultad que ello pudiese representar. Todo cambió drásticamente cuando un día, los padres de este sufrieron un fatídico accidente automovilístico, arrebatándole la vida a ambos.

Fue un duro golpe para la familia, y debido a que aun todos eran menores de edad fueron separados. Yao fue a vivir con uno de sus tíos por parte de madre, el cual se quiso responsabilizar por el mismo. Al principio no hubo ningún tipo de percance, hasta que el señor enfermo severamente y debió ser hospitalizado. Ya para eso, Yao tenía la mayoría de edad, así que podía trabajar para intentar pagar todas las deudas del hospital.

Poco a poco comenzó a darse cuenta de que el dinero no le sobraba, ni tan siquiera para poder pagar las cosas más sencillas, lo que representaba una dificultad para este. Fue un momento sumamente irritante, y tras pensarlo investigar sobre otros empleos, escucho sobre un circo. Averiguó mas sobre el mismo, enterándose de que misteriosamente, el suelo era muchísimo mejor que el que ganaba en su trabajo. Al principio la idea de ir a un circo era sumamente ridícula para él, quien ya tenía un trabajo actual en un restaurante.

-Trataré de ser feliz aru.-fue lo que dijo antes de renunciar a su trabajo, habiendo tomado esa drástica decisión.

Pasó algo de tiempo hasta que decidió renunciar a su trabajo y acercarse al circo, con la esperanza de que pudiese mejorar su situación económica y por supuesto, pagar las deudas que tenia con el hospital y cosas de más. Lo que realmente no se esperaba era que detrás de tantas sonrisas, se escondiese algo tan tenebroso y fatal. Quizás el precio que debía pagar para poder saldar tosas sus deudas fuera incluso, más caro que cualquier cantidad de dinero que se pudiese imaginar en esos momentos.

Otros datos:
-Al terminar de hablar siempre anade al final de sus oraciones el sufijo “aru”. A veces, cuando habla con cierta persona lo cambia a “ahen”, que significa “opio”.
-Curiosamente se le da muy bien el luchar con un wok. Fuera del wok, igual sabe usar un sable llamado “Dao”.
-Tiene una forma muy peculiar de gritar, exclamando “¡Aiyaa!”. Igualmente, puede utilizar eso para expresar cuando esta relajado o que algo realmente le gusta.
-Cocinar es una de las cosas que mejor se le da y puede llegar a relajarlo mucho.
- Se le dan muy bien las Artes Marciales, gracias a practicarlas desde pequeño.
-Posee la costumbre de practicar Tai Chi, mas a veces debe hacer una excepción debido al lugar donde se encuentra.

avatar
Wang Yao

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 16/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curriculum de Wang Yao

Mensaje  Narcissus Priest el Miér Jun 22, 2011 3:07 pm

-Recargado contra el escritorio, miró por encima los documentos, no les prestó del todo importancia pero continuó leyendo de forma rápida y tratando de detectar datos que consieraba interesantes. Sonrió un poco mientras daba crédito a lo que leía.- This is good... Tu currículum funciona, así que... -Mira fijamente a los ojos. - Siéntete como en tu casa, ve a hacer tu entrevista y... veremos si la suerte te saluda- Señaló a la puerta para que saliera de la oficina.
avatar
Narcissus Priest

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 22/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.